Desmantelamos una banda criminal que falsificaba dinero

No siempre la ficción supera la realidad.

A veces los acontecimientos nos dejan sorprendidos como si estuviéramos viendo el mejor policial en el cine.

Y todo lo que uno imagina, puede suceder.

¿Quién no quisiera tener en su poder la famosa "maquinita de hacer plata"?

Bueno, esa fue la noticia que comenzó a recorrer los medios de comunicación: 12 personas la tenían y quedaron detenidas luego de 19 allanamientos en la ciudad de Buenos Aires, Rosario y el conurbano bonaerense. "Fabricaban" dinero y lo hacían a lo grande. Tenían en su poder un millón y medio de dólares, seis millones de pesos y 70 millones de guaraníes. Todos recién salidos de la tan deseada máquina.

Este fue el corolario de una importante investigación coordinada por el Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich.

De esta manera quedó desbaratada una peligrosa red criminal, que trabajaba fuera del marco de la ley.

De este exitoso operativo surge una realidad cotidiana que preocupa y que obliga a advertir a la población toda: para insertar los billetes en el mercado, esta banda realizaba compras online a particulares. En la rapidez de la transacción, quienes habían publicado artículos para la venta como celulares o electrodomésticos, no se percataban de la moneda falsa hasta después de cerrada la operación.

LA HISTORIA

Esta investigación comenzó en septiembre de 2016 luego de recibir denuncias, precisamente, sobre ventas de artículos online en las que se detectaron billetes falsos.

Es para destacar el trabajo minucioso del Dr. Bonadío y la paciencia de la Policía Federal para desarticular a esta organización. Esperando el tiempo que fuera necesario y con tareas de inteligencia, se logró identificar a los integrantes de toda la cadena: los que imprimían los billetes, los pasadores que se ocupaban de introducirlos en el mercado y al resto de los involucrados.

También se determinó la identidad del cabecilla de la banda, que ya había sido investigado años atrás en una causa que culminó en el 2006 con la desarticulación de otra organización criminal.

Como si esto fuera poco, el protagonista principal de esta historia de la vida real, estaba siendo seguido de cerca en otras dos causas: una con intervención del Juzgado Federal Nº 2 de San Martín, a cargo de la Dra. Alicia Vence, y otra con intervención del Juzgado Federal Nº 11, a cargo del Dr. Claudio Bonadío.

EL MÉTODO

Un equipo especializado del Departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos de Falsificación de la Policía Federal estableció - a raíz de una serie de escuchas telefónicas- que una persona conocida como “Tomás” actuaría como organizador de la distribución e introducción de billetes falsos, a través de distintas personas.

La manera más fácil y rápida para "ingresar" y "pasar" ese dinero apócrifo en el circuito financiero, era a través de la compra de diferentes artículos como equipos celulares y tecnológicos de alta gama, por medio de operaciones en los sitios de compra-venta online más populares.

Con el avance de la investigación se fueron determinando lugares precisos donde se “fabricaban” los billetes -tanto pesos argentinos como dólares estadounidenses- identificando a todos los involucrados en este proceso ilegal.

Así fue como, luego de 19 meses de arduo trabajo, y tras allanar 19 domicilios con orden del juzgado interventor, se logró detener a todos los responsables: 12 personas en total, incluyendo dos mujeres y ciudadanos argentinos, paraguayos, uruguayos y un italiano.

Se secuestraron 1.603.705 de dólares, 5.706.500 de pesos argentinos y 70.000.000 millones de guaraníes, todos falsos, además de una importante suma de dinero de curso legal en estas mismas monedas.

También se incautaron dos rodados y una moto; 47 celulares; tres guillotinas y una laminadora; 60 rollos termo sensibles; cinco impresoras; 7100 láminas impresas; cuatro impresoras offset industriales; dos prensadoras y una lavadora; dos Hotprint; una prensa y una secadora de láminas; 10 contenedores de tinta offset y 55 gramos de marihuana.

No faltó ningún elemento para escribir el mejor guión para una película policial.

Sólo basta con sentarse y leer noticias como éstas, que hablan a las claras del trabajo implacable que se realiza a diario bajo las directivas brindadas por el Ministerio de Seguridad al mando de Patricia Bullrich y que redunda en el desbaratamiento de importantes y peligrosas bandas criminales.

De esta manera, se da un paso más en cumplir el objetivo de lograr un país más seguro para todos los habitantes del suelo argentino.





 

ÚLTIMAS NOTICIAS