Operativo Fronteras




El 7 de mayo de 2016 se cumplieron exactamente 20 años de la disolución de la Superintendencia de Fronteras (Decreto N° 483/96), donde la seguridad en los pasos fronterizos no ha sido prioridad; y eso se ve reflejado en la desinversión, el atraso tecnológico, la falta de controles, la indiferencia e incluso en la complicidad y connivencia de las anteriores gestiones.

En un firme cambio político, donde la Lucha contra el Narcotráfico es uno de los tres ejes principales de nuestro gobierno, el 17 de diciembre de 2015 se llevó a cabo el primer Consejo de Seguridad Interior, integrado por representantes del Gobierno Nacional, de las Provincias y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y miembros de las fuerzas policiales y de seguridad.

Allí, se aprobó por unanimidad declarar la Emergencia de Seguridad Pública (Decreto N° 228/2016) cuyo artículo 3° establece la transformación del “Operativo Escudo Norte” en el “OPERATIVO FRONTERAS”.

La Secretaría de Fronteras del Ministerio de Seguridad de la Nación coordinará estratégicamente con todas las áreas y organizaciones responsables para poder realizar un eficiente trabajo interministerial e interagencial.

El objetivo principal de nuestra política de seguridad en las fronteras es negar el acceso territorial a personas, grupos u organizaciones que quisieran cometer ilícitos en nuestro país; y vigilar, detectar e interceptar sus actividades ilícitas transfronterizas.

​​

Para ello, el “OPERATIVO FRONTERAS” se fundamentará en las siguientes estrategias:

•    Fuerte inversión tecnológica, utilizando radares móviles para cubrir espacios ciegos de la frontera.

•    Implementación de un Procedimiento de Protección del Espacio Aéreo.

•    Vigilancia y el control de Zonas Aeroespaciales, Terrestres y Marítimo-fluviales.

•    Coordinación entre las fuerzas federales, las fuerzas provinciales y las fuerzas armadas.

•    Inversión tecnológica en escáneres de valijas y escáneres de vehículos; y con detectores electrónicos de pasaportes falsos y explosivos.

•    Utilización de métodos no intrusivos, como perros antidrogas y detección electrónica de drogas.

•    Conexión en tiempo real la base de datos de Interpol.

•    Incorporación de tecnología para la trazabilidad y el control de contenedores; utilizando precintos con GPS en el transporte multimodal.

•    Lograr la autofinanciación y el autosostenimiento de la infraestructura de los controles de frontera.

•    Desarrollo de los Centros de Frontera para convertirlos en Áreas de Control Integrado, de acuerdo con los parámetros regionales de seguridad para los controles fronterizos.

•    Ocupación geográficamente las Zonas de Seguridad de Fronteras, trabajando junto a sus habitantes, a las escuelas de Fronteras y ONGs; para así desplazar a las redes delictivas.



Nuestro objetivo es la lucha contra los delitos federales trasnacionales como el narcotráfico, el contrabando, el tráfico de armas, la trata de personas y el terrorismo. Y esa lucha comienza en nuestras fronteras.



ÚLTIMAS NOTICIAS