Trabajando en medio de la ola polar

Desde el comienzo de la emergencia climática por las bajas temperaturas en la Patagonia Argentina se han visto afectadas especialmente las provincias de Neuquén y Río Negro.

En Neuquén, se afectaron las ciudades de San Martín de los Andes y Junín de los Andes, especialmente por cortes de electricidad producto de caída de árboles sobre el cableado. 

Durante el día domingo, en esta provincia, se restableció el servicio quedando asegurados tanto la electricidad, el combustible y gas para habitantes, según informó Defensa Civil de la provincia.

Las rutas han permanecido cerradas durante el horario nocturno, lo cual ha producido demoras en micros. Hoy se habilitó el aeropuerto de Chapelco. 

En Bariloche, Río Negro, las primeras afectaciones también se relacionaron con cortes de energía que dejaron parte de la población sin suministro. Los trabajos que se realizaron el fin de semana normalizaron la situación.

El aeropuerto suspendió las actividades, reanudándolas el domingo e interrumpiéndolas momentáneamente el lunes por un accidente por despiste de aeronave que no dejó víctimas. En este momento se encuentra funcionando. 

Por otra parte, la movilidad por tierra de turistas con micros presenta dificultades.

En las localidades de San Martín de los Andes y Bariloche colaboró el Ejército, especialmente asistiendo a turistas en estaciones terminales de micros. Gendarmería colaboró con autoridades provinciales en cortes de rutas para evitar accidentes. Vialidad Nacional trabaja en rutas a fin de liberarlas de la capa de nieve que dificulta el tránsito. Policía Federal trabaja en el aeropuerto de Bariloche por el accidente aéreo y en el mantenimiento de pistas para la continuidad del servicio.

Desde la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación  se monitorea la situación y se coordinan las fuerzas federales según los requerimientos de las provincias.

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS