Una banda que defraudó al Estado por más de 300 millones de dólares

Mediante la falsificación de las Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación (DJAI) la organización se valió de dólares a precio oficial durante el cepo cambiario para estafar al Estado.

El megaoperativo, que permitió desarticular a la organización criminal dedicada al contrabando y el lavado de activos,  contó con la participación de la Policía Federal, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), la Dirección General de Aduanas y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC).

Se llevaron a cabo 23 allanamientos simultáneos en depósitos ubicados en los barrios de Once y Flores, oficinas del microcentro porteño y domicilios del conurbano bonaerense. El resultado: la detención de diez personas involucradas en maniobras de ingeniería contable que, entre los años 2012 y 2015, superaron los 300 millones de dólares y la incautación de mercadería de origen extranjero sin aval aduanero.

El “modus operandi”: mediante el pago de sobornos, aprovechaban las restricciones cambiarias para obtener divisas a bajo precio y defraudar al Estado Nacional.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS